martes, marzo 26, 2019

OTRA FACHADA

Siguiendo con las fachadas en miniatura, hoy os presento el paso a paso de una que me gusta mucho a escala 1:1, la capilla de la Esperanza de Blanes.
Blanes es una población marinera, que conserva su encanto a pesar del turismo, y que mantiene esta capilla diminuta llena de exvotos marineros. Antes de que existieran los paseos marítimos, la lamparita de esta iglesia iluminaba el regreso de los marineros y pescadores, que amarraban sus barcas en la misma playa. También se reunían en ella los regidores, e incluso servía como escuela.
Foto de  Josep Renalias - Treball propi, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=4641609

Pero más que el interior, lo fascinante es su decoración exterior, con esgrafiados de temática marina, como podéis ver en la foto.

 Empezamos cortando la silueta, y recortando el hueco de la campana, con una herramienta para cortar porexpan.
Marcamos también los elementos de "piedra" y vaciamos la puerta con un pirograbador.
 Para darle el aspecto estucado, pintamos con una esponja utilizando dos tonos de ocre ( hay que decir que mis fotos de referencia, y también mis imágenes mentales, eran de un ocre más subido que la foto que os he puesto) .
Por supuesto, antes de pintar, igualamos todo con gesso.
 Aquí llega el momento en que hay que tener un pulso para robar panderetas. Dibujamos levemente los motivos, y procedemos a pintarlos con una pintura blanca bien densa. El gesso blanco es una buena opción, pero cualquier acrílico denso y muy pigmentado nos servirá. Si es necesario, insistimos de nuevo.
También hemos añadido una puerta, de madera de balsa, que hemos pintado aparte de color marrón oscuro. Los huecos de las ventanas se pintan de negro pictórico, es decir, el color que se obtiene mezclando azul marino y siena tostada.
 Aquí podéis ver un detalle del dintel. Finalmente, lo hice "subir" un poco con pasta de secado al aire, y lo mismo es aplicable al zócalo inferior.


 Este es el detalle del campanario. La campana está hecha también de pasta de secado al aire, con elementos de madera.
También añadí unas tejas de pasta de secado al aire. Los elementos de pasta se pintan, con cuidado de no manchar el resto, bien de color gris, bien de color terracota, en el caso de las tejas.
Y, finalmente,  coloqué la fachada en un cuadro de fondo negro, y cerré con un metacrilato. La foto es de antes de cerrar, para evitar brillos. 
Como véis, es una técnica fácil y resultona, para reproducir cualquier fachada que os guste o que os resulte significativa. 
Espero que hayáis disfrutado.

3 comentarios:

Elizabeth S dijo...

It is obvious to me, that you have used a keen eye and a steady hand in reproducing the excellent marine decorations on the facade of you church building, which has been a pleasure to view and I appreciate your final results! :D

Fabiola dijo...

Una perfetta riproduzione.

PILAR6373 dijo...

Te ha quedado muy bien!!! A mi también me encanta trabajar en porexpán.
Besos.