lunes, julio 02, 2018

RENAIXENÇA 36



Hoy os presento una miniatura muy lucida  y fácil de hacer, adaptable a cualquier fachada que se quiera reproducir.  La dificultad viene dada solamente por lo detallada que sea. 

En este caso, una fachada modernista (aunque no excesivamente decorada) del barrio del Guinardó de Barcelona. 



Nuestra base es una plancha de poliestireno expandido, que se emplea como aislante, pero también se utiliza para escenografías tipo Warhammer o en belenismo. Se corta fácilmente con un instrumento caliente, aunque recomiendo que utilicéis un cortador de porex si le encontráis el gusto. Os gastaréis unos 10-15 euros pero el corte queda mucho más limpio y es más fácil. Si queréis soltar unos cuantos improperios, hay multitud de tutoriales para hacerse uno en Internet, pero quedáis avisados...

Cortamos la plancha de acuerdo a la forma de la fachada. En este caso, es ligeramente redondeada en su parte superior. Marcamos, bien con un cúter, bien con un pirógrafo, los huecos de ventanas y puertas. No es necesario ser muy preciso, puesto que las ventanas irán tapadas con rejas o persianas, y la puerta será de madera. Cuando hemos llegado a la altura deseada, pintamos los huecos de negro. 


Agregamos detalles con pasta de modelar de secado al aire, y podemos también pulir los dinteles para que se vean rectos. En este caso también hay un rodapiés de "piedra"; colocamos la pasta en un grosor fino, y cortamos el sobrante. En la foto veis el detalle de una especie de capitel de la puerta, que posteriormente pintaremos de marrón, y también del antepecho de la ventana. . 

 Para texturar, no hay nada mejor que un cepillo de dientes viejo. 

Bueno, este es el resultado final. Las rejas están hechas con un lápiz 3d, y como podéis ver, los detalles de "piedra" o de "madera" pintados del color correspondiente. También estan los carteles con el nombre de la calle, el número y el negocio que ocupa el piso inferior de la casa. 

¡Espero que os guste!

No hay comentarios: