martes, noviembre 21, 2017

MODA: 1950-1960


Esta no fue una década homogénea, puesto que pasamos de las formas masculinizadas a la vuelta a lo femenino y el corsé, para terminar con la mayor libertad que presagiaba la década de los 60.
Tras la guerra, los hombres vuelven del frente y ocupan sus puestos de trabajo. La mujer vuelve a casa ( al parecer se disparó el consumo de antidepresivos) y las faldas se hacen muy voluminosas o muy estrechas.  En algunos casos, se vuelve al corsé. Este nuevo estilo cosechó críticas al principio, puesto que la mujer se había acostumbrado a un atuendo que le daba mayor libertad de movimientos, pero tras los años de escasez todo el mundo tenía ganas de entregarse a la frivolidad. Vuelve el maquillaje, los peinados controlados, y se quiere dar imagen de normalidad y perfección a toda costa.
Todo debía ir conjuntado: zapatos, complementos, bolso...los tejidos lujosos vuelven a los trajes de noche, y los sintéticos se consolidan. Aparece también la "ropa de ocio", que se termina popularizando.
La silueta restringida de nuevo, introducida por Christian Dior, fue como hemos dicho objeto de críticas, e incluso provocó la vuelta a la costura de Coco Chanel, que se había retirado. De esa época es el conocido traje Chanel, en lana tipo tweed, sin solapas, elegante pero cómodo, para una mujer activa que no se resigna a su papel de feliz ama de casa. Es decir, que la moda también es política...
A finales de la década, Hubert de Givenchy presenta su "vestido-saco", completamente recto y sin marcar la cintura, que es precursor de los vestidos tipo túnica de los 60.
Una nueva era empezará pronto.


2 comentarios:

Elizabeth S dijo...

The saying that "the clothes make the man" could be just as easily applied to women. The brief history you've written was interesting especially the part about the increase of anti-deppressants!
I think that I would be depressed too, if I had to give up my job so that a man to take it and then had to be stuffed into a fitted corset and or an uncomfortable girdle; which was a big step backwards before clothes could move forward again.

minimontse dijo...

So true, Elizabeth!