Monday, June 06, 2016

PUERTA Y VENTANAS DE LA CASA TUDOR

Hemos hecho una pausa en la electrificación, que va avanzando pero es tediosa y compleja, y nos hemos dedicado a poner la puerta en la casa Tudor, y a terminar las ventanas, al menos por fuera, un trabajo más gratificante porque el resultado es más inmediato. No hay que olvidar que la tierna edad de mi ayudante (7 y medio) así lo exige.

En las esquinas de la puerta y la ventana inferior hemos colocado un trozo de puntilla, cortado más o menos  a la medida, bien pegado. 



Una vez seco, lo hemos pintado con Gesso, aplanando bien contra la madera. 

Y una vez seco el Gesso, hemos pintado en varios tonos de gris, con alguna mancha ocre a modo de líquen.

El proceso de los marcos de piedra queda más o menos claro con las imágenes. Es probable que, una vez terminada la casa, le haga algún tipo de "lavado" para envejecer la piedra, que me sigue pareciendo un poco irreal. A menos que se tenga un pulso como para robar panderetas, es imprescindible retocar luego los marcos de madera, cosa que podemos hacer con cera líquida , que reaviva el color y el brillo. 


Ahora vamos con los "cristales"

Es tan fácil como coger un acetato, ponerlo sobre una cuadrícula, y reseguir las líneas con un rotulador permanente. También se puede buscar una cuadrícula específica si ponemos en Google "Tudor window pane", imprimirlo a la medida y utilizarlo como plantilla igualmente. 

Los "cristales" se cortan a la medida y se pegan con un buen pegamento a cada hueco de ventana. En el caso de la ventana ancha central, se colocó otro marco de madera por dentro, hecho con un listón de cuadradillo teñido, para sujetarlo mejor. En la ventana pequeña superior y en la ventana ojival será el propio papel de la pared de la casa el que termine de hacer la sujección. En el caso de la ventana pequeña, un marco la hacía casi insignificante, y en las ojivales se supone que el marco es de piedra.

En cuanto a la puerta, hicimos un patrón en cartulina, cortamos dos piezas de balsa gruesa (1cm) y las unimos entre sí. Luego hicimos tiras de 1cm de ancho de un listón de balsa extrafino, las cortamos y las pegamos sobre la base de la puerta. Hay que ajustar al marco (la puerta no es funcional), teñir y colocar los embellecedores, que son en este caso unas bisagras decorativas compradas en la Feria de Londres, y éste pomo de puerta pintado de negro. Una vez todo bien pegado, se incrusta la puerta en su sitio.





Y aquí tenemos la fachada, con los cristales y la puerta terminados. 

3 comments:

Zulueta E said...

Cómo va cambiando en cada nueva entrada! ♥
Felicita a tu ayudante, está haciendo un trabajo espléndido; ya estoy deseando ver más! :)

Nono said...

J'aime beaucoup ce travail. Tout est très beau!

minimontse said...

Muchas gracias, le transmito tus felicitaciones!
Merci, Noelle, moi aussi j'admire tes travails!