Thursday, February 23, 2012

ARCILLA POLIMÉRICA : CÓMO EMPEZAR

Empezamos una serie de posts sobre materiales y su uso, para compartir conocimientos con el resto de miniaturistas-internautas, y para conectar el blog con la página de materiales para miniaturas, cuya dirección se encuentra al final.
Lamentablemente, en este tipo de posts el blog dejará de ser trilingüe, que si no una no da abasto...

I start a series of posts about materials and their uses, to share knowledge with other miniaturists on the internet, and to connect the blog with the shop of materials. Unfortunately, in these posts the blog will stop being in three languages, for time reasons. However, if google translate goes funny, just leave a message and I will be happy to help.

On commence une sèrie de posts autour des materiels et ses utilisations, pour partager astuces avec d'autres miniaturistes sur l'internet, et pour connecter le blog avec ma boutique on-line. Malheureusement, le blog ne sera pas en ses trois langues habituels, pour manque de temps. Cependant, si le google translate devient un peu fou, laissez un message et je serai très heureuse de vous aider.

Todo miniaturista se ha enfrentado alguna vez con ese misterioso material llamado arcilla polimérica, aunque se conozca por el nombre comercial de fimo. Otras marcas comerciales son Premo, Sculpey o Kato.
 La  arcilla polimérica es una pasta para modelar, similar a la plastelina de toda la vida, pero que endurece en el horno doméstico.
Como hace relativamente pocos años que se inventó, aún no se han explotado todas sus posibilidades, y se continúan descubriendo técnicas para trabajar con ella.
Las míticas naranjas de Angie Scarr

En general, se modela igual que cualquier otra pasta. Las diferencias son las siguientes:

·        Hay que limpiarse las manos cuando se cambia de color. Especialmente en colores muy pigmentados (rojos, azules oscuros) o en colores que “dejan” (metálicos, perlados, o con efectos). También hay que limpiar las herramientas y la superficie de trabajo. Para ello, lo mejor son toallitas de bebé, o limpiador sin agua, aunque este último es más agresivo con las manos.
·        La masa se endurece cuando no se utiliza, y hay que acondicionarla antes de empezar a trabajar. Para ello, hay que tener las manos fuertes y calientes (un marido, novio, o amigo con estas características es un buen accesorio) o bien ayudarse de otras fuentes de calor. Hay quien coloca la masa unos minutos sobre el radiador encendido, o le da calor con las manos. Yo, que soy de manos frías y tengo el radiador un poco lejos de mi mesa de trabajo, he encontrado un sistema mejor, aunque algo peculiar. Colocar la masa, aún envuelta en el plástico con el que la protegeremos del polvo, en el sobaco...o entre los muslos cruzados. Os podéis reír lo que queráis, pero funciona....
·        El polvo y demás cosas que flotan en el aire (incluidos pelos de perro o gato, pero sobretodo de gato, que en su afán por “ayudar” se meten por todas partes los muy...) son grandes enemigos de la arcilla polimérica. Se quedarán irremisiblemente pegados y nos ensuciarán el trabajo. Por ello, hay que trabajar sobre superficies lisas, limpias, y hay que proteger los restos de masa con papel film bien apretado, y guardarlos en una caja al abrigo del polvo.
·        Endurece en el horno de casa. Esto, junto con las advertencias de humos tóxicos de los fabricantes, genera cierto recelo en algunas personas. No hay peligro en cocer en el mismo horno en el que cocinamos. Basta con respetar las instrucciones del fabricante en cuanto a tiempos y temperaturas, y si me apuráis, utilizar una bandeja sólo para cocer las piezas. Después, se puede ventilar el horno unos minutos. Además de que para hacer miniaturas se requiere muy poco tiempo. No obstante, si os queréis dedicar a hacer cosas de arcilla polimérica en plan industrial, mejor que compréis un horno ex profeso. Ah, y para piezas diminutas, se puede cocer en el microondas, pero dentro de un recipiente con agua en la que las sumergiremos.
·        El material se puede pintar, patinar, barnizar, perforar, tallar, lijar, bruñir, tornear...después de horneado, lo que aumenta sus posibilidades.
 Muñeca de Creager Studios
A partir de ahí, las técnicas de modelado son iguales que para otros materiales. Que si el churro, que si la bola, que si la lágrima, que si la lámina....Además, este material permite imitar otros muchos: vidrio emplomado, porcelana, alimentos, piel humana, metal, cuero...que examinaremos en sucesivos posts.

Para cualquier duda que tengas sobre el uso de nuestros materiales, nosotros te asesoramos 


7 comments:

Cote said...

Gracias, muy buena introducción!!
Besitos

julia said...

Que bien me ha venido todo lo que has contado, pero me falto algo.
Cuanto tiempo de horno?
Millones de gracias.
Mil besos...Julia.

contar said...

creo que es algo super interesante lo que estas haciendo.
un abrazo

minimontse said...

Gracias, me alegro de seros útil!

Julia, en cuanto a tiempos y temperaturas, cada marca tiene los suyos. La cosa va entre 110 y 150 grados, y para miniaturas entre 5 y 15 minutos. El truco para no quemar nada: mínima temperatura recomendada, máximo tiempo recomendado.

Drora's minimundo said...

Thank you for this very useful information.
Hugs

El bichillo said...

Perfecto, eso me parece este post, me interesa mucho y te agradezco toda la información que das, un beso y adelante.

Alsurdelsur said...

Muchas gracias me parece muy interesante todo lo que explicas, pero tengo un pequeño problema, yo he hecho figuritas para ponerlos en pasadores para el pelo, pero se despeganhe usado todos los pegamentos que conozco ¿hay algún pegamento especial?

Besitosss